Coronavirus afecta al sector de pequeños camaroneros

0
145

La merma en las compras de camarón por parte de China, comienza a afectar a los pequeños productores ecuatorianos. Tradicionalmente, el país asiático incrementaba las compras del crustáceo a partir de la celebración del feriado de Año Nuevo. Sin embargo, por la emergencia sanitaria producto del coronavirus que produjo una baja considerablemente en el consumo del producto.

Representantes del sector de pequeños recolectores aseguran trabajar a pérdida. Explican que los bajos ingresos que reciben cubren los costos de operación. La emergencia sanitaria a causa del coronavirus, también ha derrumbado el precio de la libra del crustáceo para la exportación. Como ejemplo, indican que la libra de camarones de 18 gramos bajó de $1,70 a 1,40 dólares.

El comportamiento general del mercado

Esta situación podría agravarse aún más porque la estabilidad del sector depende de las ventas al exterior. Esto se debe a que la mayoría del camarón que se produce en el país, se exporta a diversas plazas externas. Además, las empacadoras nacionales están abastecidas y no demandan el producto.

Este crustáceo es el primer producto de exportación no tradicional de Ecuador. Según cifras del Banco Central, en el año 2019 se vendieron más de 1.397 millones de libras al exterior. La actividad registró un aumento del 25 % en volumen vendido con respecto al 2018. Asimismo, produjo el ingreso de 3.652 millones de dólares a las arcas de la nación.

Cabe destacar, que del total de exportaciones registradas en 2019, China compró el 55% de la producción nacional. Esto sumó un total de 767,3  millones de libras de camarón exportadas a la plaza asiática. La venta totalizó 1.986 millones de dólares y consolidó a Ecuador como el primer exportador de camarón del mundo.

La región es un buen mercado para la exportación del camarón ecuatoriano

Ecuador exporta apenas el 2 % de su oferta a compradores regionales, excluyendo a Estados Unidos. En consecuencia el continente pudiera entrar en la agenda de exportación. Es por ello, que Gobierno y sector privado plantean aumentar su oferta ante representantes de la Organización Mundial de Comercio -OMC-. Aun cuando este es un camino largo, pudiera generar buenos resultados a mediano plazo.

En Latinoamérica el mayor comprador del camarón ecuatoriano es Colombia. Éste país adquirió más de 9,2 millones de libras en 2019. Le siguió Chile con 6,8 millones de libras y Brasil que importó 540 mil libras.

Es importante considerar que la inminente firma del Acuerdo entre México y Ecuador, no promete ampliar la comercialización del producto a ese país. Esto se debe a que productores y empacadores mexicanos han solicitado la exclusión del renglón en el intercambio comercial bilateral.

Las barreras arancelarias impiden incrementar las ventas de camarón al mercado regional

Ante la emergencia planteada por el coronavirus, el país debería trazar estrategias para ampliar sus mercados externos. Esto con el objetivo de reducir la dependencia de la plaza china. Sin embargo, las condiciones arancelarias atentan contra la expansión de Ecuador como vendedor de camarones en la región.

Una de las estrategias que paliarían la crisis del sector productivo sería exportar más camarón a Brasil. No obstante, las restricciones arancelarias de ese país no lo permiten. Al respecto, se recuerda que en 2019 se incrementó la exportación del producto al mercado y éste incrementó las barreras arancelarias.

Lo mismo ocurre con México. Éste pudiera incrementar las compras del crustáceo ecuatoriano, pero persisten las barreras arancelarias que obstruyen la exportación. El tema arancelario es común en ambos compradores potenciales, a pesar de que la balanza comercial les favorece.

Los problemas del sector camaronero afectan a otras industrias

Las adversidades que perjudican la exportación del camarón en la actualidad, también afecta a oros sectores productivos. Entre éstos destacan: la  industria de derivados, de alimento balanceado y de producción de larvas. También impacta a los sectores proveedores de insumos, transportistas y empacadoras, además de la actividad portuaria, en general.

Por ahora, la baja en la importación de camarones por parte de China, está impactando directamente al sector recolector. También a los dueños de fincas acuáticas. No obstante, pronto comenzará a afectar a las empacadoras. Actualmente, los puertos comienzan a abarrotarse con el producto que no puede ser movilizada hacia China consecuencia del coronavirus.

 

 

 

 

 

0 Shares